4 de agosto de 2017

Super arreglo de rastas enteras


Pues si, lo de esta vez se puede considerar un "super arreglo".

El cliente se hizo las rastas dos años antes de venir, y desde entonces no se las había arreglado.

Le pusieron extensiones, y del continuo uso de las rastas para hacer recogidos, coletas... y de no haber tenido un mantenimiento con ellas, algunas empezaron a soltarse y estaban colgando de cuatro pelos.

De cincuenta rastas que trajo el cliente, treinta de ellas estaban unidas por una raíz de un palmo de larga, lo que suponía que no se sintiese tan cómodo al manipularlas por esa unión.
Aquí aparecen algunas de las uniones:


Al final, el arreglo consistió en: separar las múltiples raíces que estaban unidas, repasar dichas raíces con la aguja, meter mechones dentro de las rastas y reforzar algunas extensiones que se estaban soltando.

Aquí podéis ver cómo las trajo y cómo quedaron: