9 de agosto de 2017

Deshaciendo una pequeña "estafa" de rasta...


Este es un caso que, por desgracia, nos encontramos más de lo que nos gustaría.

Clientes que van a una peluquería donde les dicen que sí, que saben hacer rastas, 
o que "con un tutorial de youtube es fácil hacer hoy en día cualquier cosa",
y nos encontramos esto, chapuzas por las que cobran una barbaridad y que al fin y al cabo no es lo que el cliente pedía, y termina con la correspondiente decepción y menos dinero en el bolsillo.

Nuestra cliente llegó con una rasta que le "ataron" con un nudo (literalmente) a su propio pelo.
En la primera foto se puede apreciar ese nudo.

Al final, conseguimos deshacerlo sin tener que cortar ni pelo de la rasta, ni su propio pelo,
y pudimos reutilizar esa rasta para (después de hacer la correspondiente rasta en su pelo, que era lo que la cliente quería) alargar su propia rasta.

Aquí podéis ver el proceso:


Como podéis apreciar, mucho mejor en la última foto, no? :) :)