11 de febrero de 2017

Reconstrucción de rastas de Sergi

Sergi ha venido a Rastas en Valencia para arreglarse las rastas,
pero cuando le he quitado el coletero he podido ver que de las rastas sólo se apreciaban las puntas, 
el resto estaba todo completamente unido entre sí.

Primero he tenido que ir abriendo paso con las tijeras, calculando más o menos el pelo que podía abarcar cada rasta, y con cuidado de no cortar mal ningún mechón
(para evitar cortarlo entero y perder ese pelo).

Una vez estaban todas las rastas definidas por mechones, he podido enrastar los mechones, hasta convertirlos en rastas completas.

Aquí podéis ver el antes y el después:


Si os fijáis, en la foto del "antes" sólo se aprecian las puntas de las rastas, el resto es maraña de pelo.

Además, al arreglarlas, las rastas han ganado en largo, porque se quedan estiradas en vez de encogidas.

Estas cosas pasan cuando las rastas están mucho tiempo (meses/años) sin ser arregladas,
y si encima abusamos de los coleteros y las llevamos recogidas a menudo, se agrava el problema.

Pero como habéis podido ver, tiene solución :) 
No es necesario cortarse las rastas ni raparse el pelo!!