23 de marzo de 2015

Reconstruyendo la rasta de Erika


Erika ha venido porque lleva una rasta muy deformada la cual necesita un arreglo urgente.

Se le ha ido haciendo muy fina desde la raíz, y casi al final tiene un bulto muy grande con varios bultos alrededor.

Como esos bultos están ya muy compactos, no se pueden deshacer, así que  la única forma de arreglarlo es cortando desde esa zona hacia abajo.

Para no dejar una rasta demasiado fina, uso pelo de alrededor de la rasta para hacerla más gruesa, y con pelo natural la alargo un poco, para que no quede tan corta, y cierro la punta.

Aquí podéis ver el proceso y cómo ha quedado:



Ahora que ha quedado tan bonita, y que puede usar diversos adornos, se elige dos adornos de metal para decorarla: