25 de abril de 2011

Rastas de Teresa

¡Buenas de nuevo!

Teresa tenía el pelo por debajo del hombro. 
Ya llevó rastas en otra ocasión, así que tenía claro lo que se quería hacer esta vez: las rastas finitas, las puntas abiertas, y dejarse el flequillo y los laterales de la cabeza sin rastas.

Al principio, las rastas siempre quedan algo tirantes y "en punta", pero en un día/dos días van cayendo de forma natural.

En 6 horitas, terminamos la cabeza, nos hechamos unas risas y arreglamos el mundo desde casa ;P






¡Y que sean muchas visitas más, bonita!